viernes, 15 de febrero de 2013

El pececito



     Mi papá dice que si lo saco de la pecera se muere porque no puede respirar. Pero, la verdad es que cuando él no está yo lo saco un rato y parece muy contento. Se sacude moviendo todo el cuerpecito. Como hace un rato, cuando he llegado del cole, y lo he visto tan triste en su sitio que lo he dejado que se de una vuelta, antes de que regrese papá del trabajo. 
Ya oigo el ruido de la cerradura, corro para bajarlo del perchero donde se ha subido a echarse la siesta y lo vuelvo a meter en la pecera.
–Hola, hija –me dice, papá, y me da una beso– Hola, pececito.
–Papá, ¿los peces vuelan?

2 comentarios:

  1. La lógica de los niños resulta aplastante, casi siempre. Un beso, María.

    ResponderEliminar